1. Abril 2016 - 11:26 | solomoto.es | MotoGP

El ambiente en este inicio de Mundial sigue enrarecido tras el final de la temporada pasada. No es nada nuevo, ni nada que sorprenda, puesto que ya en la presentación del equipo Yamaha, y en varias ocasiones durante la pretemporada, Valentino Rossi ha declarado que no tiene ninguna intención de olvidar lo que pasó el año pasado tras Sepang, y en concreto en el GP de Valencia.

En la rueda de prensa de ayer en Termas de Río Hondo las cosas andaban dentro de lo políticamente correcto, hasta que los periodistas empezaron a pinchar en la ronda de preguntas sobre los pitos que se habían oído en el podio de Qatar.

Márquez no se salió del guión, y habló de que es una cosa que suele suceder en otros deportes como el fútbol. "No es algo que me guste en el futbol, y menos en las motos. Para mi lo que cuenta no es el color de las camisetas, sinó que los fans se lo puedan pasar bien viendo las carreras".

Rossi, por su parte, no se dió por aludido. "No he sido yo el que he creado esta situación", respondió.

El que sí se salió un poco del guión fue el vigente campeón, Jorge Lorenzo, que apostó que "la única persona que puede resolver esta situación no está interesada en hacerlo. Todo el mundo sabe quien es o puede imaginarlo". No dió nombres, pero no hacía falta. El dardo iba para su compañero de equipo. "La verdad es que no entiendo mucho la situación. ¿Qué hemos hecho mal, ir rápido arriesgando nuestras vidas y ganarle a alguién?", se preguntó Lorenzo. De todas formas, el mallorquín no se mostró excesivamente preocupado por esta situación.

MotoGPJorge Lorenzo

Comentarios de Facebook